Los duelos y la muerte, hacia la politización de los malestares y los cuidados

Som Provisionals participó en la Trobada d’Economia Feminista que tuvo lugar los días 19 y 20 de octubre de 2019 en la Nau Bòstik. Compartimos reflexiones y experiencias alrededor de los duelos y la muerte. También alrededor de las enfermedades crónicas, las diversidades funcionales, la salud, los cuidados… Una jornada llena de creatividad, donde juntas politizamos nuestras experiencias.

El encuentro, organizado por la ONG CooperAcció, contó con cinco mesas redondas. Se trató, entre otras, el racismo institucional, la pobreza energética, la vivienda, la politización de los malestares y las crianzas críticas. Y juntas dialogamos alrededor de una pregunta común: ¿qué pude aportar la economía feminista a todos estos temas?

La economía es la organización de los recursos con el objetivo de satisfacer necesidades individuales y colectivas. De esta manera, la economía feminista pone en el centro la vida y las comunidades. Y analiza:

  • qué necesidades hacen falta resolver para el mantenimiento y reproducción de la vida
  • qué trabajos y recursos satisfacen estas necesidades
  • qué valor reciben estos trabajos, quién los lleva a cabo y en qué condiciones

Los trabajos domésticos y de cuidados son llevados a cabo históricamente por mujeres. Eso incluye el cuidado de las personas enfermas, el acompañamiento en el final de vida y en los duelos. Trabajos invisibilizados, precarizados o no remunerados.

Antes de la privatización del sector funerario, el tratamiento de los cuerpos de las personas muertas y la ritualización de las despedidas implicavan a la comunidad. Además, eran generalmente tareas llevadas a cabo por mujeres. Pero con la institucionalización y privatización del sector, la transmisión de conocimientos se ha roto. Ya no sabemos qué implica el proceso mortuorio y no nos hacemos cargo de éste. Ante este desconocimiento y desvinculación con el cuerpo, cogemos lo que nos ofrece el mercado capitalista. Esto supone una situación de desempoderamiento y fragilidad frente empresas que buscan beneficios económicos.

Las enfermedades, las migraciones, la distribución de los recursos y los trabajos, las relaciones afectivas, etc, están situadas en territorios y momentos históricos. Son temas políticos ya que responden a un sistema económico y a herencias sociales y culturales. Entonces, también lo son los malestares que nos atraviesan el cuerpo y los cuidados que son necesarios para nuestra supervivencia. De esta manera, politizar la manera como morimos y nos despedimos implica ampliar la mirada. Implica situarnos con tal de dar respuesta a las necesidades que tenemos en relación a estos momentos vitales.

En Som Provisionals tenemos claro que la muerte forma parte de la vida. Ponemos en el centro la muerte, porque ponemos en el centro la vida. Así, hacernos cargo del morir es una necesidad básica a resolver, tanto individual como colectivamente. Y eso pasa por entendernos mortales, finitas, vulnerables, cíclicas e interdependientes.

Ejercer la soberanía en nuestras despedidas es ejercer soberanía sobre nuestros cuerpos. Ser soberanas en todo aquello que implica la muerte es hacernos cargo de la vida.

mesa redonda politización malestares
Mesa redonda: Politización de los malestares. Encuentro de Economía Feminista.